Llave De Emociones

PorÁngela López.

“Me encontraba en un precipicio sosteniéndole la mano a alguien para que no cayera, nunca lograba verle la cara a quien pendía de mí, pero por alguna razón, sentía que también era la persona que afanosamente se aferraba a la mano de su salvación”, ese fue por años uno de mis sueños recurrentes. Esto tiene bastante sentido, pues para ser sincera, en innumerables ocasiones es precisamente como me he sentido, desesperanzada y sola; intentando ayudarme a mí misma para no fundirme completamente en el abatimiento.  En algunas ocasiones, he sido capaz de reducir la intensidad de los pensamientos devastadores a través del dibujo, la escritura o el deporte. Otras veces, hasta un sencillo helado de fresa me saca del bajo estado de ánimo, sin embargo, hay momentos extremadamente difíciles en los que la angustia se adentra profundamente en mi interior hasta el punto de sentir un dolor…

View original post 484 more words

%d bloggers like this: