Sócrates, padre del Humanismo…


El Humanismo es la doctrina o movimiento que destaca el valor del ser humano. Otorga gran importancia a la educación, considerando que ésta puede desarrollar el potencial inherente de cada hombre, lo cual además optimizará su aportación a la sociedad.

En el Renacimiento se produjo una reacción al teocentrismo medieval, donde Dios y la religión ocupaban el centro del universo y lo explicaban todo, y se pasó a un antropocentrismo en el que el hombre se convierte en el responsable de su propio destino.

La razón y el estudio empírico sustituyeron a la fe y a las supersticiones como herramientas para analizar el mundo. Asimismo, los humanistas del Renacimiento se volcaron en el estudio de los clásicos griegos y romanos, considerando que en ellos ya se recogía el ideal de hombre que ellos buscaban.

Algunos de los representantes más destacados del humanismo renacentista son Petrarca, Erasmo de Rótterdam y Leonardo da Vinci.

Mil setecientos años antes del Renacimiento vivió Sócrates, el primer filósofo que convirtió al hombre en el centro de atención de la filosofía.

Los filósofos anteriores a él se habían dedicado al estudio de la naturaleza, mientras que los sofistas de su época se ocuparon de los asuntos humanos, pero sólo con el interés de obtener victorias retóricas con un fin práctico.

En cambio, en la filosofía de Sócrates —y en su modo de vida—, la ética ocupa un lugar central que refuerza su condición de padre del Humanismo. …

Enciclopedia Universal. Socram Ofisis. 1931.

Extraído del libro por Marcos Chicot; El Asesinato de Sócrates (Finalista Premio Planeta 2016) (Spanish Edition)