¿Un poco de autismo?



Una vida llena de tantos estímulos externos que no nos permite contemplar la belleza de las simpleza de la vida. Un flor, el agua que fluye por el río, las nubes que avisan lluvia, el olor del verdor de un bosque o la frescura de un infante. Tantas cosas simples se confunden con el caos que nos rodea.

Lo ignoramos para que no nos afecte pero la sensibilidad de unos no es igual a la sensibilidad de otros. Así pues algunos sufrimos el dolor de muchos y otros se hacen de la vista larga, no que juzgue a los que lo hacen pero cada quien tiene un propósito en la vida.

Yo cumplo con mi propósito y contemplo mi entorno y las maravillas de mi universo.

Draókos (The Black Dragon)
Psicofilosofía Urbana es (c)1980
Copyright 1980 ICP

%d bloggers like this: