Dear Man


DEAR MAN

Did you know that when you enter a woman womb, in reality, you are inside another human being, that you become one with her?

Do you ever realize how sacred that is?  That this is as close to unity as you will ever experience, and that she has that gift for you.  Whence you go back into the womb you are born again that you can plant the seeds of creation in her too.  That when you leave her, she feels the separation as you physically withdraw and leave her empty.

That being allowed to enter, is a gift, an honor, something sacred, and that it is your job to know, respect and honor this.

That her heart and her sex are yoked, and when you want to enter her sex, you also enter her heart.  She feels everything when you enter since all your energy is existence acknowledged within her.

So, you have the responsibility to enter with the transparency of intentions, since she will feel all the ways you could use it to avoid feeling her pain or emotions.

You have to be aware of why you are entering it, and what you are filling it.  That sex is the cosmic union of feminine and masculine energy, a sacred meeting of polarities, and it has nothing to do with reaching orgasm, if it will last long enough, size, another number for your collection or your value.

To open up to a woman is to go deep, but not go deep inside her, it is to go deep inside of you, to know yourself. The deeper you can enter you, the deeper you can enter a woman.

Zoe Johansen

Querido Hombre


QUERIDO HOMBRE

¿Sabes que cuando entras en una mujer, en realidad estás dentro de otro ser humano, estás dentro de ella? 

¿Alguna vez te has dado cuenta de lo sagrado que es esto?

Que esto es lo más cercano a la unidad que alguna vez vas a experimentar, y que ella tiene ese regalo para ti. 

Que puedes volver al útero y al punto de la creación. Que puedes plantar las semillas de la creación también. 

Que cuando la dejas, ella siente la separación mientras te retiras físicamente y la dejas vacía. 

Que ser permitido entrar dentro de ella es un regalo, un honor, algo sagrado, y que es tu trabajo saber, respetar y honrar esto. 

Que su corazón está conectado a su sexo, y que cuando quieres entrar en su sexo, también entras en su corazón. 

Que ella siente todo cuando entras en ella, ya que toda tu energía está siendo acogida dentro de ella. 

Así que, tienes la responsabilidad de entrar con transparencia de intenciones, ya que ella sentirá todas las formas en que podrías usarlo para evitar sentir su propio dolor o emociones. 

Tienes que ser consciente de por qué estás entrando en ella, y con lo que la estás llenando. 

Ese sexo es la unión cósmica de la energía femenina y masculina, una reunión sagrada de polaridades, y no tiene nada que ver con llegar al orgasmo, si durará lo suficiente, el tamaño, otro número para tu colección o tu valor. 

Abrirte realmente a una mujer se trata de ir profundo, pero no ir profundamente dentro de ella, es ir profundamente dentro de ti, conocerte a ti mismo. Cuanto más profundo eres capaz de entrar en ti, más profundo puedes entrar en una mujer. 

Zoe Johansen