Quién o Qué Somos

Posted on Actualizado enn


En un universo lleno de tantas variantes discriminatorias, lleno de posibilidades.  Quién verdaderamente soy…

La pregunta obligatoria existencial, quién soy, de dónde vengo, qué hay más allá.  No sé quién soy, pero me nombraron José Luis, oriundo de Carolina, Puerto Rico y he vivido en varios estados de la nación americana, mayor parte del tiempo como militar en la fuerza aérea de los EEUU.

No sé si soy de aquí o de allá, pero las experiencias han sido muy devastadoras.  Cuando estuve en la milicia era discriminado por ser de Puerto Rico (1974-1980), tuve serios problemas con la interacción social en cada uno de los estados donde estuve.

Cuando no era discriminación por ser puertorriqueño era porque ya me había asimilado por la región donde estuviera anteriormente y adoptara el acento y modalidades de ese estado.

Obvio es, que el pensamiento no está completo o bien redactado.

Quiero decir que lo que piensas que eres, lo aprendiste de una persona que tampoco sabía lo que era.

Cuando te miras en el espejo ese no eres tú, es un reflejo de lo que aprendiste y pensabas que eras desde la niñez.  Intenta seguir mi pensamiento abstracto.

¿Por qué dudas?, ¿Por qué tienes miedo?, ¿La soledad te trajo apoyo?, ¿No es más fácil conocer a alguien en un templo o cualquier otro lugar donde haya bullicio?  ¿Por qué me escondo detrás de máscaras falsas?, ¿No estamos a gusto con nosotros mismos?, ¿Por qué?

Nosotros somos seres visuales; primero la visión mira su entorno, la parte occipital y temporal del cerebro comienza a discriminar las imágenes y símbolos que está procesando conforme a la información que haya obtenido de experiencias prehistóricas, o sea te inculcaron lo que los de la prehistoria inventaron lo que deseaban describir; objetos, fenómenos de la naturaleza.

Cuando el primer homosapient observó por primera vez, qué fue lo que su cerebro pudo interpretar, la manifestación que tenía de frente al pasar por su mente.

Seguramente algo que era incomprensible para el que ve por primera vez.  Al pasar de los milenios se desarrolló el método de comunicación para poder entendernos entre nosotros.

Esto causa a su vez una insatisfacción y comienza la búsqueda de al que él mismo no comprende provocando el desarrollo o evolución tanto del lenguaje, mitología, sociedad, ciencia etc.

Luego en sociedades moderna nos acordamos qué es lo que buscamos, en nuestras mentes comenzamos hacernos de expectativas que podrán o no, decepcionarnos basado en lo que inicialmente observamos.

Si cómo lucimos no es importante, por qué, entonces, tendríamos que vestirnos bien para una entrevista, la industria o una gala, si lo que observamos de primera intención no fuera tan importante para nuestra sociedad, por qué lo que observamos y vemos es tan importante.

Queremos agradar a los demás porque tenemos la necesidad pertenencia.  Decimos que somos felices viviendo solos, cuando en realidad no lo estamos y no lo queremos estar, porque no somos individuos sino una chispa de una sola esencia.

Por qué la insistencia de contradecirnos palabras contra acciones.  Por qué la necesidad de acudir a las redes sociales, no es porque tenemos la ideación de tener a alguien que nos escuche y nos comprenda.  El deseo de agradar a otros y tener sentido de pertenencia.

Estos eventos o conducta nos persiguen desde la prehistoria.  Entonces por qué decimos que la apariencia no es tan importante cuando en realidad, sí lo es.  Existe un refrán que dice; el hábito no hace al monje, pero lo distingue, ¿Será esto cierto?  Sabemos algo de lo que somos, pero no todo lo que somos lo sabemos.

Nigri Draókos
Psicofilosofía Urbana (c)1980
Copyright 1980 JoeAbbis ICP